astralzone - víctor m. martínez
 http://www.geocities.com/astralzone 
 

La gestación, germinación florecimiento y madurez de la vida en nuestro mundo, siguen el ritmo matemático de los movimientos que efectúa la Tierra en el espacio, siendo las transformaciones que se operan en esa vida no sólo coincidentes con tales movimientos, sino sincrónicas con la posición que ocupan determinados astros en el firmamento lo que no sólo presupone que la gestación o madurez están supeditadas a las influencias de distinta naturaleza. El estudio por los movimientos planetarios está basado en ese principio. El principio tiene razón de ser en la ley de correspondencias que gobierna el maravilloso ordenamiento de la naturaleza, en la cual lo infinitamente pequeño tiene su equivalente en lo infinitamente grande, y cada cosa es simultaneamente causa y efecto de muchas otras, ocurriendo, por ejemplo que cada flujo cósmico hace germinar cierto fruto, para ese fruto hay un estómago especial que lo digiere, ese estómago es exactamente adecuado para nutrir determinado ser, este ser cuenta con disposiciones para cumplir cierta misión, esa misión coadyuda a la evolución de muchos otros seres y cosas, y tal evolución determina, por sí misma, la emanación de nuevos flujos, otros excitan el apetito de los estómagos, y mientras los estómagos cumplen sus funciones, los seres y las cosas cumplan las suyas, no como unidades independientes, sino como partes diferencialas de un todo en que flujos, manjares, estómagos, seres y misiones forman un complemento.
. .
   
El Profeta Daniel
. . .
Llámase Astrología la disciplina de las relaciones que estudia las influencias planetarias y deduce por ellas la nturaleza de las personas, las cualidades que tienden a actualizar y el probable resultado que se inicia en determinado instante, ambas cosas a base de Aspectos que forman los cuerpos celestes y la progresión que siguen en sus movimientos, partiendo para ello del principio ya enunciado de que las condiciones de vida en nuestro mundo son la consecuencia forzosa de la interrelación que existe entre esa vida y el universo. Obliga observar a los astros y sus movimientos, en realidad el Astrólogo es un Astrónomo; obligado a reconocer el valor energético de las combinaciones planeterias y preveerlas por las matemáticas (no sólo para fijar las fechas y las horas de las aspectaciones, sino tmabién para preveer sus efectos. Es un caso el del Profecta Daniel, que por sus escritos se puede constatar su iniciación en los colegios astrológicos babilonios. Tiene, entiédase bién un carácter muy secreto, como en el libro séptimo de Daniel, que según San Jerónimo habría que separar del resto del cánon hebreo, del cual no deja dudas al respecto. Desconocida totalmente esta Astrología Caldea en la época alejandrina,todos los Astrólogos se denominaban caldeos, esto era para dejar creer que conocían los grandes misterios. De hecho si sabían los Grandes Misterios, recordarían el voto de silencio, y no lo dirían. De estos hechos se suele dar a esta Astrología Hermética un valor que no posee, debido a la mistificación que cual ha sido objeto. De todas formas la Astrología Moderna, continuadora de esta, sólo puede mostrar una parte de la superficie de una Ciencia que posee Secretos Técnicos de los cuales la mayoría no imaginan, y que los investigadores personales no lograría obtener, incluso por los mas inteligentes y perspicaces que hayan podido ser. Como tal los orígines de la Astrología se remontan a Seth, tercer hijo de Adán y Eva, de quién se dice que previendo el diluvio, erigió dos grandes pilares en Palestina en los que grabó los Signos Zodiacales y de los Planetas a fin de transmitir esta ciencia a las generaciones venideras, pilares de los que el historiador hebreo Flavio Josefo afirma haber visto uno de ellos poco antes del nacimiento del Salvador, y de los cuales parece ser que caldeos y egipcios aprendieron los principios de la disciplina que mas tarde desarrolarían hasta su mas alto esplendor.


Para mayor información, preguntas ó comentarios contactame en astralzone@yahoo.com

Volver al inicio de página